Analizando scripts...

La transformación digital, asignatura pendiente en la industria española

La transformación digital, asignatura pendiente en la industria española

La transformación digital, asignatura pendiente en la industria española

El estudio refleja que la industria en nuestro país no está acometiendo los procesos de transformación digital al ritmo deseable. Un 68 % de las compañías industriales españolas aún está en un estadio medio o bajo de digitalización, mientras que un 32 % está en un nivel avanzado. Tan solo un 5% está acometiendo, o ya ha acometido, procesos de digitalización en toda su cadena de valor, desde sus procesos de fabricación y operaciones, pasando por su capital humanos, procesos comerciales y relaciones con clientes y proveedores.

En España, el 21% de las empresas industriales se encuentra en una fase muy inicial de digitalización, y un 47% ya está en un estado algo más desarrollado, aunque aún insuficiente, digitalizando algunas áreas funcionales.

La transformación 4.0 en el mundo industrial integrando cadenas de valor y desarrollando la digitalización de productos y servicios es ya una realidad que está aportando mejoras significativas de productividad y nuevos servicios que fidelizan y aumentan ventas de los clientes. Las empresas que no estén ya avanzando decididamente en este campo se encontrarán con importantes problemas de competitividad a corto y medio plazo.

Impacto positivo de la transformación digital

A pesar de este retraso en la digitalización, las empresas son conscientes del impacto positivo que tiene en sus negocios y el claro retorno en sus inversiones en nuevas tecnologías. Según este estudio, las empresas industriales españolas prevén incrementar sus ingresos en los próximos cinco años un 11,1%, y que reducirán sus costes un 19,4% gracias a las tecnologías de digitalización.

Es por ello que estas organizaciones tienden a destinar sus inversiones en este campo, sobre todo, a tecnologías predictivas para el mantenimiento de activos y productos, así como en implantar sistemas para el control y la monitorización de los procesos de fabricación, conocidos como sistemas MES.

No obstante, y aunque prevén seguir destinando importantes recursos a estas tecnologías, cada vez más se percibe el interés por aquellas relacionadas con Internet de las Cosas (IoT), ya que consideran que son las que tienen mayor proyección. En el caso de la Inteligencia Artificial (IA), su uso en las empresas industriales españolas aún es muy marginal ya que, por un lado, existe una falta de capacitación de los trabajadores para su uso, a la falta de desarrollo de técnicas de IA, y porque, aún hoy, consideran que el retorno de la inversión en estas tecnologías aún no es claro.

Las empresas industriales españolas creen que la digitalización de sus procesos de fabricación y de producción tendrá un impacto directo en la gestión de su capital humano. Un 89%, por ejemplo, prevé que aumente la contratación de trabajadores cualificados, en los próximos cinco años, y un 50% espera también un crecimiento del salario medio. Por el contrario, un 61% cree que el empleo de aquellos profesionales menos cualificados disminuirá.

 

Solicita tu presupuesto