VOLVER_SERVICIO

Vehículo conectado

Gracias al uso de Blockchain se podrá mejorar la gestión de los datos de conducción por medio de una plataforma abierta y completamente segura.

Problemática

Los vehículos conectados ahora son capaces de analizar datos en tiempo real para proporcionar información a los usuarios de vehículos y operadores de flotas, optimizando su experiencia. El problema radica en que estos coches están conectados a Internet, que actúa como el intermediario de la gestión de los datos, perdiendo el control sobre los mismos y exponiéndose a posibles brechas de seguridad y privacidad.

Solución

Gracias al uso de Blockchain se podrá mejorar la gestión de los datos de conducción, del entorno y del tráfico por medio de una plataforma abierta y completamente segura a la que tengan acceso los propietarios de los vehículos, los gestores de flotas y los fabricantes, datos que son imprescindibles para que las tecnologías de conducción autónoma sean seguras y confiables, eliminando así Internet como el intermediario de esos datos entre usuario y proveedores de servicios.