KYC 5 min.

Reinventando la manera en que las empresas interactúan con sus clientes de forma online en la nueva sociedad 5.0

author
Martín # Digital Onboarding Squad
Compartir:

El Digital Onboarding supone una nueva revolución en la transformación digital, reinventando la manera en que las empresas interactúan con sus clientes. El progreso que estamos viviendo en estos últimos años en tecnologías como la IA permite que nuevos sistemas de reconocimiento biométrico puedan alcanzar el mercado de consumo e incorporarse en dispositivos de nuestra vida cotidiana, ofreciendo niveles de seguridad que hasta hace poco eran impensables. Es ahí donde el reconocimiento facial se posiciona como una de las técnicas más confiables y seguras en los procesos de alta de nuevos clientes o para proporcionar acceso seguro a datos personales en los diferentes servicios digitales.

Las empresas deben continuar ofreciendo sus productos y mantener sus estándares de calidad y de excelencia en la atención al cliente en nuevos entornos donde la distancia física es limitada o incluso inexistente. El “yo virtual” se está anteponiendo al “yo personal”, teniendo cada vez más relevancia la identidad digital y los certificados digitales en todo tipo de transacciones.

¿En qué consiste el KYC?

El Know Your Customer o Conoce a Tu Cliente (KYC, por sus siglas en inglés) es la práctica que realizan las empresas y organizaciones para verificar la identidad de sus clientes o usuarios, cumpliendo con las exigencias legales y las normativas vigentes.

El proceso Know Your Customer o KYC consiste en verificar que un cliente es quien dice ser, y de esta forma darle título y acceso a los servicios o productos que quiera contratar. El proceso discurre de tal forma que el usuario que quiere pasar a ser cliente de una determinada empresa demuestra con pruebas legales y vinculantes su identidad, utilizando para ello métodos como la Video Identificación, la identificación biométrica, el reconocimiento facial o la validación de sus documentos de identidad, entre otros métodos.

Tecalis cambia la forma en la que interaccionan los usuarios y las empresas.

El procedimiento KYC consiste, por tanto, en un proceso de identificación y verificación de la identidad de una persona en el cual se aplican una serie de controles para asegurar que una persona que se relaciona con una determinada organización es quien dice ser, aumentando los estándares de seguridad y calidad en las relaciones empresariales, como ofrece nuestra solución Tecalis Identity.

Captura de Tecalis Identity

El proceso Know Your Customer se puede llevar a cabo tanto de forma online como de forma presencial. Cuando este proceso se realiza de forma remota y online, o el proceso se ha digitalizado, hablamos de proceso eKYC.

Hacia un nuevo proceso KYC totalmente digital

El KYC ha evolucionado hacia un proceso de verificación de identidad no presencial a través de canales 100% digitales, en un proceso de transformación digital de la industria propiciado por los avances tecnológicos y las nuevas generaciones de usuarios nativos digitales.

Si algo se está primando en el proceso de la verificación de la identidad es la importancia de lograr procesos muy simplificados a la hora de realizar el onboarding de un cliente. Para ello se tienen en cuenta dos aspectos durante el proceso de registro:

  1. La Velocidad. Los clientes hoy en día demandan una experiencia digital lo más rápida y robusta posible y la quieren ahora: disfrutar de un proceso de registro rápido, sencillo, intuitivo y que ofrezca la mayor calidad.

  2. La automatización. Tras automatizar el registro de un nuevo cliente permitiendo que se haga de manera desasistida, los siguientes pasos serían automatizar la captura de documentos de identidad, el autocomplementado de formularios, la captura del selfie para hacer el matching facial, trabajar en la detección automática del tipo de documento y del país al que pertenece, etc.

Persona haciendo un KYC con el móvil

El futuro del KYC

El mercado mundial del KYC está creciendo a un ritmo acelerado, debido a la necesidad de combatir los diferentes desafíos que se presentan en materia de ciberseguridad. Además, la gran aceptación de este tipo de tecnologías por parte de los usuarios gracias a su democratización con la aparición de sensores de huella dactilar o cámaras que permiten el reconocimiento facial en smartphones, provocará que las aplicaciones de la biometría sean aún mayores en el futuro mundo digital.

Los avances en Inteligencia Artificial y Machine Learning están proporcionando resultados cada vez más fiables en biometría facial para poder hacer un KYC cada vez más seguro y fiable. En este contexto, existen en la actualidad tecnologías por biometría que permiten automatizar el proceso de KYC, como son:

  1. Detección pasiva de vida. Algunos ejemplos pueden ser detección de cara, voz o la forma en la que se utiliza el teclado del ordenador o del móvil para reconocer a una determinada persona. Además este tipo de pruebas pueden ser más seguras ya que los defraudadores no son conscientes de que se está realizando una prueba de vida.

  2. Proceso de Onboarding Digital 100% Web. Si bien la mayoría de los procesos durante onboarding digital se realizaban de manera nativa a través de aplicaciones iOS o Android que tuviesen acceso a todos los sensores del dispositivo móvil, la tendencia actual es realizar el proceso de registro de manera 100% web sin obligar a un usuario que aún no es cliente tuyo a descargarse una aplicación para poder registrarse. Por ello la tecnología tiende a integrarse en el proceso de registro de la plataforma web del propio usuario.

  3. El foco en la Experiencia de Usuario. La Experiencia de Cliente (CX) se ha convertido en uno de los principales puntos de diferenciación competitiva en casi cualquier sector, principalmente en la industria de servicios y en la financiera, donde no existe un producto físico tangible.

  4. Inteligencia Artificial. Las empresas están cada vez más concienciadas sobre la importancia de la analítica y la inteligencia artificial (IA) para averiguar qué es lo que realmente importa a sus clientes. Esto les permite conocer qué es lo que mejor funciona así como ofrecer procesos y productos adaptados a sus gustos y necesidades. Impulsar la empatía digital permitirá sentar las bases para la fidelización y confianza en la empresa de los usuarios.

Gracias a distintos factores como los avances tecnológicos o la aparición de un cliente omnicanal ha permitido que el proceso de alta de un nuevo cliente se haga de manera totalmente digital, haciéndose transversal a muchas industrias, lo que ha supuesto una mejora sustancial para clientes y empresas.






eu